Toxina Botulínica

La toxina botulínica comercializada con los nombres de Vistabel, Azzalure, Botox, Bocouture, es un tratamiento seguro, cómodo, rápido de realizar, prácticamente indoloro y de extremada eficacia.

Se trata de una proteína natural que relaja la musculatura. Se infiltran  pequeñísimas dosis en las zonas donde existen arrugas de expresión, como por ejemplo, el entrecejo, consiguiendo la eliminación o atenuación de las mismas, generando  a la vez,  un aspecto luminoso en la piel de la zona tratada.

¿Cómo se realiza?

Previo estudio de la dinámica muscular de la zona a tratar, se administra sin necesidad de anestesia alguna, la toxina mediante microinyecciones, realizándose el tratamiento en un tiempo muy corto, unos 15 minutos. Una vez finalizado, el paciente se incorpora de inmediato a su actividad cotidiana.

¿Cuándo comienza el efecto?

Los efectos comienzan aproximadamente a partir del tercer día de su administración, llegando a su punto de máxima eficacia entorno a las 2 semanas, periodo durante el cual las arrugas irán desapareciendo progresivamente. El rejuvenecimiento resulta evidente, devolviéndole al rostro tersura, luminosidad y manteniendo una expresión facial natural.

¿Cuánto dura su efecto?

La duración del efecto es aproximadamente de cuatro a seis meses. Para mantener las arrugas diseminadas y evitar la aparición de otras nuevas, se aconseja que el tratamiento se realice 2 veces al año, pudiéndose realizar en cualquier época.

La toxina botulínica es compatible con cualquier otro tratamiento de utilidad frente al envejecimiento (peeling, rellenos, mesoterapia, etc)                                                                

Es imprescindible que en el centro médico exista un depósito de medicamentos autorizado por Sanidad y que el tratamiento lo realicen médicos formados para la administración de la toxina.

Contacta con nosotros información gratuita.