Ojeras

La edad, el exceso de sol, la falta de cuidados cosméticos, el stres, el alcohol, el tabaco, la mala alimentación y la herencia genética, influyen directamente en la aparición e incremento de las bolsas grasas de los ojos, provocando una dilatación y contracción de la piel de los parpados, que junto con el aumento  en la coloración de la zona, provocan un claro deterioro estético de los ojos.

Las ojeras se van haciendo más evidentes a lo largo del tiempo, culminando con la aparición de bolsas parpebrales, acompañadas de arrugas y flacidez de la piel que darán a la cara un aspecto de cansancio.

Cuando el exceso de piel es muy grande, acompañado o no de bolsas parpebrales, y que suele ser mas frecuente en edades avanzadas, la cirugía corregirá este problema (blefaroplastia).

Con la aparición de nuevos materiales de relleno como el acido hialurónico no reticulado y especifico para el tratamiento de estas zonas, junto con los peeling médicos  que contribuyen a aclarar la coloración de los parpados y la utilización de la toxina botulínica para elevar la cola de la ceja, despejando de esta manera la mirada,    podremos reducir con tratamientos médicos no quirúrgicos de manera considerable este problema estético de la  zona ocular.

Contacta con nosotros información gratuita.