Cuperosis y Puntos Rubí

La Cuperosis facial, es un trastorno de la piel, que evoluciona lentamente y que se caracteriza por la aparición de pequeños vasos y capilares sanguíneos  y por un enrojecimiento de la piel.  Su localización suele ser en mejillas, nariz y pómulos. El tratamiento que aplicamos, consiste en la destrucción de los vasos sanguíneos visibles con láser (fotoesclerosis) o con Luz Pulsada, con la finalidad de reducir o hacer desaparecer el enrojecimiento de la piel.

Es un tratamiento cómodo, indoloro y efectivo. Se realiza en varias sesiones  y  se puede completar con otros tratamientos como los peeling, utilización de cosméticos médicos adecuados, medidas dietéticas, etc.

Los puntos rubí (coloquialmente conocidos lunares de sangre), son malformaciones de los vasos sanguíneos de la piel, de color rojo habitualmente o violáceo, unos planos y otros con volumen, que suelen aparecer en edades tempranas de la vida y que se localizan tanto en el cuerpo como a nivel facial. La tecnología láser en este tipo de lesiones es sumamente eficaz, haciendo desaparecer la lesión habitualmente, de manera inmediata.

Contacta con nosotros información gratuita.