Obesidad localizada: abdomen, caderas, etc

 

El acumulo de grasa en una zona específica y concreta genera un aumento de volumen que altera  la silueta corporal.

Las zonas más frecuentes donde se producen estos acumulos en la mujer son las caderas,  abdomen, muslos,  rodillas,  brazos etc. En el hombre suelen aparecer en el abdomen y  caderas fundamentalmente.

La medicina actual nos ofrece  dos técnicas:

  • Intralipoterápia: es el único tratamiento no quirúrgico que elimina los pequeños acúmulos de grasa localizada definitivamente y de manera segura. Aqualix es el nombre comercial del producto que se inyecta directamente en el espesor del tejido graso. El medicamento biocompatible y reabsorbible destruye definitivamente las células grasas de forma controlada, licuándolas y facilitando su eliminación por el sistema linfático. Es un tratamiento ambulatorio que no necesita anestesia, se tolera bien y se realiza en sesiones con un intervalo entre ellas de 3 a 4 semanas. El paciente una vez finalizada la sesión se puede incorporar de inmediato a su actividad cotidiana.

  • Lipoescultura / liposucción: es una ténica  quirúrgica ambulatoria, que se realiza en quirófano, con anestesia local y sedación y que no precisa hospitalización. Su finalidad es extraer por aspiración el tejido graso necesario para conseguir eliminar el exceso de grasa acumulada, buscando de esta manera la máxima armonía posible en la silueta corporal.


Ambos tratamientos no están indicados en obesidad, ya que su finalidad es eliminar acumulos de grasa localizados, para modelar la figura corporal.