Liposucción / Lipoescultura

La  obesidad localizada es una acumulación de grasa en determinados lugares del cuerpo, que genera una desarmonización de la figura. Su causa es genética y hormonal. Aparece en ambos sexos, si bien en la mujer es mas frecuente encontrarla. Se localiza frecuentemente en abdomen, caderas, nalgas, muslos y rodillas, a nivel cervical y bajo el mentón.

La liposucción permite suprimir los depósitos de grasa localizada, que por otros medios convencionales se resisten a desaparecer. Los tratamientos médicos a excepción de la intralipoterapia, se limitan a disminuir el tamaño de la célula grasa, pero no su numero. Sería indicación de intralipoterapia, una obesidad localizada  de pequeño tamaño.

Aunque habitualmente coinciden, no se debe confundir, la celulitis con la obesidad localizada. La celulitis es un trastorno que afecta al tejido celular subcutáneo que se manifiesta por la típica piel de naranja entre otros sintamos. La obesidad localizada afecta a la grasa mas profunda, que determina la alteración de la armonía corporal (obesidades localizadas genéticamente condicionadas). Pueden someterse a este tratamiento, todas aquellas personas que pese a estar dentro de su peso ideal, tengan depósitos de grasa en áreas localizadas y que pretendan mejorar su apariencia física mediante su eliminación.

La liposucción es una técnica quirúrgica ambulatoria, que en nuestro caso, la realizamos con anestesia local y sedación. Consiste en la eliminación de la grasa  sobrante en el área del cuerpo afectada mediante su aspiración  con finas cánulas que se insertan a través de pequeñas incisiones en los depósitos grasos situados bajo la piel. Con la extracción de la grasa sobrante, se consigue modelar la zona tratada, mejorando así la figura y el contorno corporal.

 El paciente una vez finalizada la extracción de grasa, se marcha a su domicilio, no siendo necesario su hospitalización.

Posterior al tratamiento se realizan drenajes linfáticos con la finalidad de mejorar y acelerar la evolución.

Esta técnica se realiza en una sola sesión y el resultado final, aunque es evidente desde el principio, se valora al mes y será definitivo a los 3-6 meses de realizada la intervención, periodo durante el cual, existirá una disminución progresiva y diaria del volumen de la zona tratada.