Flacidez Cutánea

La flacidez es una de las más temidas manifestaciones del paso del tiempo, que aumenta progresivamente con la edad.

Como consecuencia del proceso natural del envejecimiento:

  • La piel pierde su elasticidad y tersura, dando lugar a signos de flacidez y arrugas.
  • El tejido adiposo subcutáneo disminuye y como resultado visible, se aprecia un adelgazamiento de la piel.
  • La dermis se hace mas fina, se atrofian estructuras musculares y óseas, mientras que continúan creciendo las cartilaginosas.

La flacidez se produce, como resultado de un debilitamiento de las estructuras que mantiene unidas a la musculatura con la piel y que además coincide con una disminución progresiva en la producción de fibras de colágeno y elásticas, produciéndose un descolgamiento de la piel.

Realizamos tratamientos localizados orientados a disminuir el volumen de la zona en caso de que este estuviera implicado en la perdida de elasticidad de la piel (intralipoterápia) por la tracción a que la somete y aquellos que van orientados a provocar un estimulo cutáneo con la finalidad de inducir al organismo  a que genere un aumento en la síntesis de colágeno y fibras elásticas así como la contracción del ya existente, como la radiofrecuencia corporal, la mesoterapia, la electroterapia, los peeling, etc.