Lifting

Procedimiento quirúrgico destinado a elevar y tensar la piel con objeto de reducir los pliegues o arrugas y conseguir un aspecto más terso y joven de la piel.

Se pude realizar a nivel facial o bien en el cuerpo. El lifting facial realiza el estiramiento de la piel de la cara por medio de incisiones. Generalmente trata la piel del cuello, de la barbilla, las mejillas y la región de los ojos. Puede combinarse esta cirugía con otros procedimientos asociados como la blefaroplástia o cirugía de los parpados, cuyo objetivo es rejuvenecer la mirada. El lifting corporal tendría la misma finalidad, o sea generar un efecto tensor de la piel y donde es más frecuente realizarlo, es en la cara interna de los muslos.

El tratamiento se realiza con anestesia general, previo estudio preanestésico, permaneciendo el paciente hospitalizado habitualmente durante 24 h.

Esta técnica quirúrgica, se suele combinar con tratamientos médicos que tengan por objetivo, mejorar el aspecto de la piel. La cirugía corrige la flacidez, retirando el sobrante de piel y actuando sobre el plano muscular, para generar un efecto tensor y la Medicina Estética, con diversas técnicas (peeling, láser, toxina botulínica, etc.) rejuvenece la piel devolviéndole vistosidad, luminosidad y juventud.