Abdominoplastia


Con el paso del tiempo, los embarazos, ganancias y pérdidas excesivas de peso, cirugía y la falta de ejercicio producen una alteración de la pared abdominal que origina un abdomen prominente y antiestético, que se puede corregir con esta técnica quirúrgica.

Este procedimiento quirúrgico, que tiene como objetivo resecar el exceso de piel y panículo adiposo del abdomen, y tratar los músculos para mejorar el contorno. Produce una cicatriz transversal a nivel abdominal inferior, de tal forma que queda escondida con la ropa interior.

Las cicatrices y/o estrías que se encuentren por debajo del ombligo pueden desaparecer en gran medida.

No se recomienda esta cirugía a pacientes que piensen en embarazos posteriores, pues se perdería el resultado obtenido.

Las pacientes fumadoras, deben evitar el tabaco el máximo posible al menos durante dos semanas antes y después de la intervención.

Se puede realizar tanto con anestesia epidural o general. El promedio de tiempo quirúrgico es de tres a cuatro horas. Se colocan drenajes los cuales serán retirados en 5 a 7 días, Tiempo de hospitalización, un día en la mayoría de los casos.

Evitar estar acostada por tiempo prolongado, deambulación lo antes posible con pasos cortos y el cuerpo algo flexionado. Deberá llevar una faja durante un mes y medio las 24h del día. El abdomen se encuentra inflamado lo que puede ocasionar molestia o algo de dolor que debe ceder bien con analgésicos. El retorno a la actividad cotidiana se podrá comenzar paulatinamente a la 1ª o 2ª semana postoperatoria y progresivamente presentará la recuperación completa.